LAMINADOS

Laminados

Los laminados son una alternativa a la madera muy interesante: son más resistentes, existe más gama dónde elegir y resultan mucho más económicos.

 
A veces debemos renunciar a los suelos de madera natural, ya sea por cuestiones económicas o por cuestiones de resistencia.
 
El desgaste del suelo es un factor a tener muy en cuenta. Pero hay soluciones para casi todo. En este caso, los laminados te permitirán obtener la misma calidez que los suelos de madera, pero con una durabilidad mayor. Los laminados son aptos para niños, animales de compañía y ruedas de cochecito o sillas de oficina.
 
 
Fabricados para durar
 

Los suelos laminados están compuestos de varias capas unidas entre sí: un tablero de aglomerado de alta densidad – que resiste al hinchado por humedad- , una lámina impresa con el aspecto y color de la madera y varias capas de resinas y barnices.

Gracias a esta composición, podemos instalar suelos con aspecto de madera en estancias en las que antes era impensable, como el baño y la cocina. Además, los laminados son mucho más resistentes a las manchas, las quemaduras y a los parásitos.
 
 
Amplia gama de colores y texturas
 

La versatilidad de los laminados también es muy interesante. Los fabricantes han innovado hasta conseguir que su aspecto sea tan auténtico que a menudo cuesta diferenciar un suelo laminado de otro de madera natural.
 
Además, dado que no dependen de la naturaleza para obtener su color, los laminados son una opción muy versátil. Tienes una amplia gama de colores y texturas que podrás combinar con cualquier decoración y estilo. Y no hay que olvidar que está al alcance de más bolsillos.
 
Una instalación sencilla y limpia
 

Los suelos de madera natural necesitan más mantenimiento y su instalación, con colas especiales, tiene sus tiempos de secado que no podemos evitar. Los laminados son fáciles de instalar y no necesitan secado ni mantenimientos especiales. Su instalación es flotante y gracias a un sistema de machihembrado resulta muy fácil de instalar y de reemplazar, en el caso de que una zona se dañe, de retirar sin tener que desinstalar toda la tarima.
 
Son perfectos para las casas con animales, niños que juegan en el suelo y gran tráfico, o en las casas donde se utilicen cochecitos y sillas de ruedas, además, no necesitan ningún mantenimiento más allá de lo habitual.
 
En Azul Acocsa disponemos de un amplio catálogo de suelos laminados para satisfacer las necesidades de todo tipo de hogar. Déjanos aconsejarte y encontraremos el más adecuado a tus gustos y suelos.