Pavimentos y revestimientos

Más de 40 años de experiencia en el sector de Pavimentos.

Maderas

Parquets de madera

La madera es un material noble que aporta calidez y, por su belleza natural, te permitirá dar ese cambio de imagen que deseas para tu hogar sin comprometerte con grandes obras. Los suelos de madera maciza se fabrican con maderas duras como el roble, el fresno o la haya, aunque actualmente podemos encontrar otras muchas especies, algunas tropicales, que ofrecen mayor resistencia y durabilidad.

Suelos de madera fijos o flotantes

  • El sistema clásico o fijo, consiste en instalar tablillas de madera maciza sobre un suelo previamente encolado con un producto especial. Es una colocación costosa, y debes esperar hasta que pase el tiempo indicado de secado. Generalmente este sistema implica también el lijado y barnizado de la madera. Se recomienda para aquellos suelos sin mucho tránsito, dado que su mantenimiento es más complicado.
  • La instalación flotante ha ido ganando seguidores por la rapidez y limpieza de su instalación, que excluye el uso de colas y evita los tiempos de espera por secado. Se compone de láminas con un sistema de encajado entre láminas, que ha sido adoptado también por los laminados sintéticos. Se trata de tablillas apoyadas sobre una espuma de poliuretano. Este sistema resulta en una pisada acolchada y agradable, y permite sustituir, en caso de que sea necesario, cualquier espacio dañado sin tocar el resto de la tarima. Es una solución a tener muy en cuenta en habitaciones con mucho tránsito y uso, o allí dónde el suelo se estropee con frecuencia.

En Azul Acocsa Ponemos a disposición de nuestros clientes: suelos de madera de gran calidad que se adaptan a todos los usos y a todos los bolsillos.

Tarimas

Resistentes y versátiles, las tarimas dan un toque de belleza natural a estancias, terrazas y jardines. Las tarimas son suelos formados por tablas de madera maciza de unos 2 cm de grosor. Este tipo de suelo tiene un precio algo elevado, pero compensa su gran duración y resistencia. Pese a que cada cierto tiempo debe realizarse un mantenimiento del suelo – lijado o acuchillado – la madera recupera su aspecto original sin casi ningún desgaste gracias al grosor de las tablas.

Las maderas más recomendables para este tipo de suelo son el roble, el haya y la jarota, aunque cada vez más se utilizan maderas tropicales como el ipé y el bambú. Éste último es altamente resistente a la humedad, tiene una gran adaptabilidad y elegancia y además es un recurso sostenible y ecológico. Es una madera económica y su durabilidad es casi eterna, con un mantenimiento menos exigente que otras maderas.

  • Una instalación que alarga su durabilidad
    La instalación de la tarima se realiza habitualmente clavando las tablas sobre unos rastreles de madera, aunque ya existen sistemas de ensamblado en “clic”. Los beneficios de la instalación tradicional, son que al dejar una cámara de aire bajo la tarima se favorece la ventilación y el control de la humedad, tan nociva para la madera.
  • La solución más elegante para interiores y terrazas
    En Azul Acocsa ponemos a tu disposición una amplia gama de tarimas que dotan a los diferentes ambientes de un agradable confort y añaden exotismo en terrazas y jardines.

 

Pedir cita previa Contacto

Siempre a la última, en Azul Acocsa creamos futuro, marcamos tendencia.